Nacionalidad

Contenidos Relacionados

[16 de noviembre de 1999]

1. El artículo 14 de la Constitución de la República de Chipre afirma que "ningún ciudadano será desterrado o expulsado de la República en ninguna circunstancia. La Ley de ciudadanía de la República de Chipre, de 1967, regula la adquisición o pérdida de la ciudadanía y la renuncia a ella.

2. La ciudadanía de Chipre se adquiere por nacimiento -cuando al nacer uno de los padres es ciudadano; por inscripción en un registro- cuando una persona ha contraído matrimonio con un ciudadano de la República y hayan cohabitado dos años como mínimo; o por naturalización -cuando se cumplan determinadas condiciones, incluida una residencia continuada de siete años.

3. Un ciudadano podrá renunciar a su ciudadanía mediante una declaración formal que debe inscribirse; se podrá denegar la inscripción cuando la razón de la renuncia sea evitar el servicio militar o eludir un enjuiciamiento penal.

4. El Consejo de Ministros podrá privar a una persona de su ciudadanía en los casos en que haya sido adquirida por inscripción en el registro o por naturalización. El artículo 8 de la ley estipula que el Consejo de Ministros podía retirar la ciudadanía de una persona cuando hubiese sido adquirida mediante fraude, engaño u ocultamiento de un dato esencial; cuando la persona naturalizada haya demostrado deslealtad o rebeldía hacia la República; cuando la persona naturalizada haya entablado contacto con el enemigo en tiempo de guerra; cuando la persona naturalizada haya sido condenada a prisión por un período no inferior a 12 meses en los cinco años siguientes a su naturalización; cuando la persona naturalizada haya residido habitualmente en un país extranjero durante 7 años, y en dicho período: i) no estuviese al servicio de la República o empleada en una organización internacional en la que la República sea miembro, ni ii) hubiese dejado todos los años en un consulado de la República la debida constancia de su voluntad de conservar la ciudadanía.

5. Sin embargo, en el párrafo 5 del artículo 8 de la ley se establece que: "el Consejo de Ministros no retirará la ciudadanía en virtud del presente artículo a menos que esté convencido de que es contrario al interés público que el ciudadano en cuestión siga siendo ciudadano de la República".

6. Antes de privar a una persona de la ciudadanía chipriota el Consejo de Ministros se lo notifica y le da la oportunidad de pedir una investigación. Si la persona pide la investigación, el Consejo de Ministros crea una Comisión investigadora compuesta por un presidente con experiencia judicial y los miembros que el Consejo considere conveniente nombrar.

7. En esta ley no existe ninguna disposición que permita la privación de la ciudadanía por motivos de nacionalidad, etnia, raza, religión o idioma.

8. Además, el Gobierno de Chipre destacó que había ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial.