Nacionalidad

Contenidos Relacionados

En Eslovaquia se realizó una comparación de la legislación eslovaca con el Convenio.En virtud de la Ley del CNRE Nº 40 de 1993 (Recopilación de leyes) sobre la ciudadanía de la República Eslovaca, es posible conceder la ciudadanía a personas sin hogar y refugiados que tengan residencia permanente en el territorio de la República Eslovaca.La Ley sobre la ciudadanía de la República Eslovaca es conforme con los principios establecidos en el Convenio Europeo sobre la Nacionalidad y sus disposiciones se aplican en los procedimientos sobre ciudadanía.

133. En virtud de las disposiciones del artículo 2 de la Ley del CNRE Nº 40 de 1993 (Recopilación de leyes), la ciudadanía de la República Eslovaca se otorga automáticamente a toda persona que fuera ciudadana de la República Eslovaca a 31 de diciembre de 1992, en virtud de la legislación anterior.Este reconocimiento de ciudadanía se aplica únicamente a las personas que fueran ciudadanas del Estado común, la República Federal Checa y Eslovaca, antes de su disolución; estas personas adquirieron la ciudadanía de la República Eslovaca sin distinción de raza, etnia, religión, etc.La ciudadanía de la República Eslovaca adquirida es la misma, sin importar que se obtuviera por determinación, elección, nacimiento, adopción o concesión.La adquisición de la ciudadanía de la República Eslovaca no podrá ser influenciada por ninguna consideración que se estime discriminatoria en virtud del artículo 1 de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial.

134. En virtud de las disposiciones del artículo 3 de la Ley Nº 40 de 1993 (Recopilación de leyes), el derecho a la ciudadanía de la República Eslovaca se concede a toda persona que, a 31 de diciembre de 1992, fuera ciudadano de la República Federal Checa y Eslovaca y que, por su lugar de nacimiento, no se convirtiera en ciudadano de la República Eslovaca.De conformidad con el párrafo 2 del artículo 3 de dicha ley, estas personas tenían derecho a elegir la ciudadanía de la República Eslovaca sin ninguna restricción dentro del plazo que expiró el 31 de diciembre de 1993.

135. En virtud de las disposiciones de los artículos 4, 5 y 6 de la ley citada, un niño tiene derecho a la ciudadanía eslovaca si:

- un tribunal asignó la custodia del niño a únicamente uno de sus padres, ciudadano de la República Eslovaca, siempre que los padres no escogieran la ciudadanía de la República Eslovaca para el niño;

- al menos uno de los padres es ciudadano de la República Eslovaca, sin consideración del lugar de nacimiento;

- el niño nació en el territorio de la República Eslovaca y es hijo de padres apátridas;

- el niño nació en el territorio de la República Eslovaca, es hijo de ciudadanos extranjeros y no adquirió la ciudadanía de ninguno de sus padres al nacer;

- se encontró al niño en el territorio de la República Eslovaca y no se sabe quiénes son sus padres, a menos que se compruebe que el niño adquirió la ciudadanía de otro Estado al nacer;

- el niño es hijo de un ciudadano extranjero y un ciudadano de la República Eslovaca, incluso si más tarde se establece que el ciudadano de la República Eslovaca no es su progenitor natural;

- el niño fue adoptado definitivamente por un padre o unos padres adoptivos, al menos uno de los cuales es ciudadano de la República Eslovaca.

136. La adquisición de la ciudadanía de la República Eslovaca por un extranjero está regida por el artículo 7 de la ley citada, en virtud del cual la ciudadanía puede concederse a un extranjero que lo solicite, siempre que cumpla las condiciones establecidas en la ley.En virtud de esta disposición, la ciudadanía de la República Eslovaca puede concederse a un extranjero por razones dignas de consideración especial, especialmente si se casa con un ciudadano de la República Eslovaca, o a una persona que fuera ciudadana de la República Eslovaca o que hiciera una contribución importante a la República Eslovaca en las esferas económica, científica, cultural o técnica.

137. Los expertos del Consejo de Europa recomendaron a la República Checa y a la República Eslovaca que otorgaran la ciudadanía a todas las personas que, como resultado de la disolución de la República Federal Checa y Eslovaca se convirtieran de iure en personas apátridas, y que adoptaran las medidas necesarias para evitar que se produjeran nuevos casos.En consecuencia, la República Eslovaca aprobó una ley de ciudadanía según la cual era posible que todo ciudadano de la antigua República Federal Checa y Eslovaca que no se convirtiera en ciudadano de un nuevo Estado adquiriera su ciudadanía.Siguiendo estas recomendaciones, las Repúblicas Checa y Eslovaca acordaron un procedimiento por el cual la República Eslovaca adoptaría decisiones sobre la liberación de lazos con el Estado (requisito previo para la concesión de la ciudadanía de la República Checa).Este procedimiento implica que una persona pierde la ciudadanía eslovaca únicamente después de que se le haya concedido la ciudadanía checa.Esto se aplica a toda persona sin distinción de etnia.

138. En lo que se refiere a la resolución del problema de la ciudadanía para los ciudadanos de la antigua República Federal Checa y Eslovaca, es posible utilizar procedimientos acelerados para la concesión de la ciudadanía de la República Eslovaca, sin necesidad de un período ininterrumpido de cinco años de residencia en el territorio de la República Eslovaca.Este privilegio, que se concedió a los ciudadanos de la antigua República Federal Checa y Eslovaca con el fin de resolver los problemas de ciudadanía del antiguo Estado común, no puede considerarse como discriminatorio contra otras personas que soliciten la ciudadanía de la República Eslovaca en el sentido del artículo 5 del Convenio Europeo sobre la Nacionalidad.