Perdida de Nacionalidad

1- Casos de pérdida AUTOMATICA de la nacionalidad francesa

A – Por desuso

La persona que fijó su residencia en el extranjero, así como sus ascendientes, desde hace más de cincuenta años, y que no puede presentar ningún comprobante de nacionalidad francesa para él ni para su (ó sus) ascendientes de origen francés (documentos de identidad francesa, transcripción de actas del registro civil, matriculación, asuntos militares, etc.), no puede pretender a la nacionalidad francesa por filiación.

La residencia en el extranjero por un período de 50 años y la ausencia de posesión de nacionalidad francesa por dos generaciones son condiciones acumulativas.

Nos referimos al caso de una familia que posee otra nacionalidad y que deliberadamente se ha alejado de Francia.

Al solicitar un Certificado de Nacionalidad Francesa el juez ó el secretario judicial competente pueden comprobar la pérdida de la nacionalidad francesa por desuso.

B – Pérdida AUTOMATICA por aplicación de la Convención del Consejo de Europa de ESTRASBURGO 1963

En aplicación a esta Convención, los naturales Franceses que por voluntad manifiesta (naturalización, opción, reintegración) adquieran la nacionalidad de otro Estado contratante pierden la nacionalidad francesa.

Los Estados firmantes de la Convención del Consejo de Europa son los siguientes:

ITALIA (entre el 28 de marzo de 1968 y el 23 de marzo de 1995)

SUECIA (entre el 6 de abril de 1969 y el 29 de junio de 2002)

ALEMANIA (entre el 18 de diciembre de 1969 y el 22 de diciembre de 2002, ex-RDA desde el 10 de noviembre de 1989)

NORUEGA (desde el 27 de diciembre de 1969)

LUXEMBURGO (desde el 12 de noviembre de 1971)

DINAMARCA (desde el 17 de diciembre de 1972)

AUSTRIA (desde el 1° de septiembre de 1975)

PAISES BAJOS (entre el 10 de junio de 1985 y el 19 de agosto de 1996)

BELGICA (desde el 19 de julio de 1991)

C – Pérdida VOLUNTARIA por declaración

Toda persona mayor de edad con residencia habitual en el extranjero que adquiera PREVIAMENTE y VOLUNTARIAMENTE una nacionalidad extranjera (a raíz de su casamiento con un extranjero por ejemplo) tiene la posibilidad de suscribir una declaración de pérdida de nacionalidad francesa.

Esta declaración debe suscribirse en el término de un año a partir de la adquisición de la nacionalidad extranjera ó del pedido de adquisición, SALVO en caso de casamiento (sin plazo) y entrará en vigor solamente en la fecha de adquisición de la nacionalidad extranjera.

Los franceses de sexo masculino menores de 35 años deben estar en regla respecto al Servicio Nacional.

La declaración puede suscribirse dirigiéndose al Cónsul del lugar de residencia presentando los siguientes comprobantes:

Partida de nacimiento

Certificado de Nacionalidad Francesa o prueba de nacionalidad francesa

Certificado expedido por las autoridades del país del cual adquiere la nacionalidad, precisando la fecha de adquisición y las disposiciones de la ley extranjera aplicables al caso.

Comprobantes de residencia habitual en el extranjero.

Para los hombres menores de 35 años, documento de la Oficina del Servicio Nacional certificando que está en regla respecto al Servicio Nacional.

D – Pérdida VOLUNTARIA por decreto

Las personas que no puedan recurrir a una declaración (niños menores ó Franceses menores o mayores de edad que adquirieron una nacionalidad extranjera desde hace más de un año, salvo por casamiento) tienen la posibilidad de renunciar a la nacionalidad francesa por decisión de la autoridad pública (ministerio encargado de las naturalizaciones).

Esta solicitud de renuncia a la nacionalidad francesa es instruido y transmitido por el Consulado del lugar de residencia presentando los siguientes comprobantes:

Acta de nacimiento y/ó de casamiento del interesado así como todos los datos respecto a lugar y fecha de nacimiento de sus padres y, caso contrario, de los padres de su esposo(a)

Indicaciones sobre las disposiciones en virtud de las cuales posee la nacionalidad francesa

Certificado de nacionalidad expedido por las autoridades competentes

Motivaciones del solicitante, situación de familia, carácter temporal o permanente de su establecimiento en el extranjero

Aprobación del Consulado