peru

Por su superficie (1 285 215 km²), el Perú es el tercer país de América del Sur después de Brasil y Argentina. Situado entre el Ecuador y el 18avo grado latitud sud, pertenece a la zona intertropical. El país se divide en tres grandes regiones geográficas: al oeste, sobre la costa del Pacífico, una estrecha franja desértica sembrada de oasis poblados; una región montañosa central, la sierra o los Andes peruanos (alrededor del 30 % de su territorio), conformada por cordilleras de montañas cuyas cumbres están a más de 6.000m de altitud y de una extensa meseta, el Altiplano andino; por último, al este las llanuras forestales y las colinas de la cuenca amazónica que ocupan el 60 % del territorio. La Cordillera de los Andes y las corrientes de la costa tienen una gran influencia en las variación de las condiciones atmosféricas de una región a otra y las palabras « invierno » y « verano » pierden un poco su sentido. En realidad, las estaciones están marcadas por las precipitaciones. Los limeños, por ejemplo, llaman verano los meses de diciembre a abril, cálidos y soleados, e invierno el resto del año, donde la neblina se posiciona. En la sierra, el invierno es la estación de lluvias (de octubre a mayo). Aunque la nieves eternas cubren las cumbres más altas, las nevadas son poco frecuentes en las regiones habitadas. Por último, en la selva amazónica, hace calor y es un lugar húmedo todo el año. El Perú cuenta con 23,4 millones de habitantes, de los cuales 7 millones viven en la capital, Lima. Alrededor del 45 % de los peruanos son indios, 37 % mestizos (mezcla de blancos e indios), 15 % de origen europeo y 3 % descienden de esclavos negros o de inmigrantes japoneses y chinos. Las dos lenguas oficiales son el español y el quechua. Según estimaciones, el 92 % de peruanos es católico, mismo si la religión que practican está aún marcada por las culturas precolombinas. El Perú posee 2000 km de costa, a lo largo del cual se extiende uno de los desiertos más áridos del mundo. Sin embargo, está cortado por los ríos que descienden de los Andes, en cuyos valles irrigados por tales ríos habitan cerca de la mitad de la población.