union europea

:: La Unión Europea La Unión Europea (UE) es una familia de países europeos democráticos, que se han comprometido a trabajar juntos en aras de la paz y la prosperidad. No se trata de un Estado destinado a sustituir a los actuales Estados, pero es más que cualquier otra organización internacional. En realidad, la UE es única. Sus Estados miembros han creado instituciones comunes en las que delegan parte de su soberanía, con el fin de que se puedan tomar democráticamente decisiones sobre asuntos específicos de interés común, a escala europea. Esta unión de soberanías también se denomina "integración europea". Las raíces históricas de la Unión Europea se remontan a la Segunda Guerra Mundial. La idea de la integración europea se concibió para evitar que volvieran a producirse matanzas y destrucciones. Su creación fue propuesta por primera vez por el Ministro de Asuntos Exteriores francés, Robert Schuman, en un discurso el 9 de mayo de 1950. Esta fecha, el "cumpleaños" de la actual UE, se celebra anualmente como el día de Europa. La UE cuenta con cinco instituciones, cada una de ellas con una función específica: Parlamento Europeo (elegido por los ciudadanos de los Estados miembros); Consejo de la Unión Europea (representa a los Gobiernos de los Estados miembros); Comisión Europea (motor y órgano ejecutivo); Tribunal de Justicia (garantiza el cumplimiento de la ley); Tribunal de Cuentas (efectúa el control de la legalidad y la regularidad de la gestión del presupuesto de la UE). Estas instituciones están acompañadas de otros cinco importantes organismos: Comité Económico y Social Europeo (expresa la opinión de la sociedad civil organizada respecto de cuestiones económicas y sociales); Comité de las Regiones (expresa las opiniones de las autoridades regionales y locales); Banco Central Europeo (responsable de la política monetaria y de la gestión del euro); Defensor del Pueblo europeo (se ocupa de las denuncias de los ciudadanos sobre la mala gestión de cualquier institución u organismo de la UE); Banco Europeo de Inversiones (contribuye a lograr los objetivos de la UE financiando proyectos de inversión). El sistema se completa con otras agencias y organismos diversos. El Estado de Derecho es fundamental para la Unión Europea. Todas las decisiones y procedimientos de la UE se basan en los Tratados, que son acordados por todos los países de la UE. Inicialmente, la UE estaba compuesta por sólo seis países: Bélgica, Alemania, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos. En 1973 se adhirieron Dinamarca, Irlanda y el Reino Unido; en 1981 se adhirió Grecia; en 1986 se adhirieron España y Portugal; y en 1995 se adhirieron Austria, Finlandia y Suecia. En 2004 tuvo lugar la mayor ampliación, con la adhesión de 10 nuevos países. En los primeros años de su existencia, gran parte de la cooperación entre los países de la UE se refería al comercio y la economía, pero en la actualidad la UE también trata otros muchos temas con repercusión directa en nuestra vida cotidiana, tales como los derechos de los ciudadanos; la garantía de la libertad, la seguridad y la justicia; la creación de puestos de trabajo; el desarrollo regional; la protección del medio ambiente; la creación de la globalización en beneficio de todos. La Unión Europea ha logrado medio siglo de estabilidad, paz y prosperidad. Ha contribuido a elevar el nivel de vida, ha construido un mercado único a escala europea, ha lanzado la moneda única europea, el euro, y ha consolidado la voz de Europa en el mundo. Unidad en la diversidad: Europa es un continente con muchas tradiciones y lenguas diferentes, pero también con valores compartidos. La UE defiende estos valores. La UE fomenta la cooperación entre los pueblos de Europa, promoviendo la unidad y conservando al mismo tiempo la diversidad, y garantizando que las decisiones se tomen teniendo en cuenta al máximo a los ciudadanos. En el mundo del siglo XXI, cada vez más interdependiente, será aún más necesario que los ciudadanos europeos cooperen con personas de otros países con un espíritu de curiosidad, tolerancia y solidaridad. El euro - una moneda única para los europeos El euro es la moneda única europea que entró en circulación el 1 de enero de 2002. El símbolo del euro es € El euro ha sustituido a las antiguas monedas nacionales en 12 países de la Unión Europea: Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y España. El tener una moneda única hace más fácil viajar y comparar precios, y proporciona un medio estable para el comercio europeo, fomentando el crecimiento y la competitividad. Libertad de circulación Los ciudadanos de la Unión Europea pueden viajar, estudiar y trabajar en cualquiera de los 15 países de la Unión Europea. La UE se esfuerza constantemente para dar a sus ciudadanos mayor libertad de circulación como derecho fundamental y para suprimir la discriminación por razones de nacionalidad. En la mayor parte de la UE se puede viajar sin llevar pasaporte y sin ser detenido en controles fronterizos. Con muy pocas excepciones, se puede comprar cualquier cosa en cualquier lugar y traerlo de vuelta a casa. La UE no decide qué se aprende en la escuela, pero trabaja para garantizar que las cualificaciones educativas y profesionales se reconozcan adecuadamente en otros países de la UE. La UE trabaja para proporcionar acceso a oportunidades de aprendizaje para todo el mundo, en el propio país y en el extranjero, a través de asociaciones y sistemas de intercambio, y suprimiendo obstáculos burocráticos. Más de un millón de jóvenes se han beneficiado de programas de la UE, tales como "Erasmus", para realizar sus estudios y proseguir su desarrollo personal en otro país europeo. Mantenimiento de la paz Gracias a la unidad que se ha creado entre los países de la UE en los últimos 50 años, la guerra entre estos países es ahora impensable. En vista de este éxito, en la actualidad la UE participa cada vez más en el mantenimiento de la paz y la estabilidad en los países vecinos. La Unión Europea desea prevenir conflictos. La UE es el mayor donante de ayuda financiera a lugares en conflicto en todo el mundo. Trabaja activamente en acciones dirigidas a la pacificación y al mantenimiento de la paz, y gestiona muchos proyectos que contribuyen a que los derechos humanos y la democracia se apliquen en la práctica. Para permitir que sus Estados miembros hablen y actúen al unísono en el panorama mundial, la UE está desarrollando su Política Exterior y de Seguridad Común, y existen planes para una mayor cooperación en cuestiones de defensa. Un espacio de libertad, seguridad y justicia Todos deseamos seguridad. Parte del malestar que puede amenazar la vida cotidiana tiene raíces internacionales, y los países europeos están realizando un esfuerzo conjunto para abordar estos problemas. Entre ellos figuran el terrorismo internacional, el tráfico y el consumo de droga, la trata de seres humanos y la explotación ilegal de mujeres extranjeras para la prostitución. Los países de la UE están decididos a luchar contra estos males adoptando normas comunes y a través de la cooperación policial, aduanera y judicial. La UE también interviene en la política de asilo y de inmigración. La UE garantiza el respeto del derecho a solicitar asilo. Al mismo tiempo, los países de la UE están coordinando sus políticas de refugiados y tratando de abordar el problema en su origen, luchando contra la pobreza y previniendo conflictos en países de los que sus ciudadanos podrían desear huir. Menos fronteras y más puestos de trabajo La protección del empleo en Europa y la creación de nuevos puestos de trabajo es una de las principales misiones de la Unión Europea. La industria europea no podrá proporcionar más puestos de trabajo a menos que las condiciones económicas sean adecuadas. La Unión trabaja precisamente para lograr estas condiciones adecuadas. Con la creación de un mercado único sin fronteras y de una moneda única, el euro, la UE ya ha dado un gran impulso al comercio y al empleo en Europa. La UE cuenta con una estrategia para fomentar el crecimiento y para generar más y mejores puestos de trabajo. Los empleos del futuro se crearán a través de la investigación, la formación y la educación, el espíritu emprendedor, la adaptabilidad a los nuevos métodos de trabajo y la igualdad de oportunidades para todos. Un tercio del presupuesto de la UE se destina a los fondos estructurales, que promueven el crecimiento y el empleo en regiones menos favorecidas, a fin de garantizar un reparto más uniforme de la riqueza en Europa. Una sociedad de la información para todos En un mundo de rápidos cambios tecnológicos, la UE participa cada vez más ayudando a la investigación europea a lograr la excelencia científica. En diversos sectores que cubren todo el espectro de la tecnología moderna, la UE financia proyectos realizados por centros de investigación, universidades y la industria. Se está haciendo hincapié en poner la investigación y la innovación al servicio de objetivos socioeconómicos concretos, tales como la creación de empleo y una mayor calidad de vida. Las prioridades de investigación de la UE incluyen, entre otras ciencias de la vida, la nanotecnología; el espacio; la calidad de los alimentos, el desarrollo sostenible y la sociedad del conocimiento. La UE también intenta crear las condiciones que nos permitan utilizar la nueva tecnología en nuestra vida diaria. Gracias a las decisiones de la UE sobre las normas técnicas GSM, los europeos son líderes mundiales en la utilización y la fabricación de teléfonos móviles. Cuidado del medio ambiente La contaminación no respeta las fronteras nacionales. Por esta razón, la Unión Europea desempeña un papel especial en la protección del medio ambiente. Muchos problemas medioambientales de Europa no podrían abordarse sin una acción conjunta de todos los países de la UE. La UE ha adoptado más de 200 directivas de protección del medio ambiente que se aplican en todos los Estados miembros. La mayoría de las directivas tienen como objetivo prevenir la contaminación del agua y del aire y fomentar la eliminación de residuos. Otras cuestiones importantes son la protección de la naturaleza y la supervisión de los procesos industriales peligrosos. La UE quiere organizar el transporte, la industria, la agricultura, la pesca, la energía y el turismo de manera que puedan desarrollarse sin destruir los recursos naturales - en pocas palabras, el desarrollo sostenible. Ya tenemos un aire más limpio gracias a las decisiones de la UE de los años 90 de poner catalizadores en todos los coches y suprimir el plomo de la gasolina. En 1993, la Unión creó la Agencia Europea de Medio Ambiente, con sede en Copenhague. Este organismo recoge información sobre el estado de nuestro medio ambiente, permitiendo que las medidas de protección y las normas se basen en datos fiables. Ampliación para una Europa más fuerte y más estable Hasta mayo de 2004, los Estados miembros de la UE serán 15, con un total de 380 millones de ciudadanos. En 2004 se unirán a la UE diez países más, principalmente de Europa Central y Oriental. Bulgaria y Rumania probablemente se unirán en 2007, con lo que la población total de la UE ascenderá a casi 500 millones. Turquía es también un país candidato y podría unirse cuando se cumplan todas las condiciones para la adhesión. Para adherirse a la UE, un país debe tener una democracia estable que garantice el Estado de Derecho, los derechos humanos y la protección de las minorías, y una economía de mercado, así como una función pública capaz de aplicar y gestionar las normas de la UE. La UE proporciona considerable ayuda financiera y asesoría para ayudar a los países candidatos a prepararse para la adhesión. Esta cooperación sin precedentes ha reportado beneficios a los ciudadanos de los actuales Estados miembros y de los futuros Estados miembros. El comercio se ha incrementado en gran medida, y se ha facilitado el tratamiento de los problemas que nos afectan a todos, como la contaminación transfronteriza y la lucha contra la delincuencia. La próxima ampliación es la más ambiciosa que se ha producido nunca en la Unión Europea. Nunca antes se han adherido a la UE tantos países nuevos, ni se ha crecido tanto en términos de superficie y población, ni se ha abarcado tantas historias y culturas distintas. Esta oportunidad histórica unirá al continente europeo, consolidando la paz, la estabilidad y la democracia, y permitiendo a sus pueblos compartir los beneficios del progreso y el bienestar generados por la integración europea. Mantenimiento de una UE democrática, justa y eficaz La UE necesita un sistema más moderno y eficaz de toma de decisiones a medida que se amplía de 15 a 25 miembros y posteriormente a más. Pero las medidas que se adopten deberán ser equitativas para todos los Estados miembros, viejos y nuevos, grandes y pequeños. Cada país de la UE tiene un número determinado de votos que puede emitir cuando el Consejo de Ministros toma decisiones. La población de cada país también elige a un determinado número de miembros del Parlamento Europeo. Estos números reflejan el tamaño relativo de la población del país. Cambiarán en 2004, después de que se hayan adherido diez países y tras las elecciones del Parlamento Europeo. Las nuevas cifras serán las que figuran a continuación (en orden alfabético según el nombre del país en su propia lengua). Una decisión del Consejo requiere a menudo un voto favorable de países que representen alrededor del 72% de los votos. La Unión Europea también necesita un tratado más sencillo; una constitución que establezca claramente los objetivos y los valores de la UE, y que diga quién es responsable de qué. A fin de elaborar este documento, se creó una Convención en 2002, en la que participan representantes de todos los Estados miembros y de los países candidatos, así como las instituciones de la UE. La Convención finalizará con una conferencia intergubernamental, en la que los jefes de gobierno de los países de la UE firmarán el nuevo Tratado. El Parlamento Europeo: La voz del pueblo El Parlamento Europeo (PE) es la voz democrática de los ciudadanos de Europa. Los miembros del Parlamento Europeo (diputados), elegidos directamente cada cinco años, no se agrupan en bloques nacionales, sino en siete grupos políticos. Cada grupo refleja la ideología política de los partidos nacionales a los que pertenecen sus miembros. Algunos diputados del Parlamento Europeo no están vinculados a ningún grupo político. En las elecciones europeas de junio de 1999, casi el 30% de los diputados elegidos del Parlamento Europeo fueron mujeres. Las principales misiones del Parlamento son las siguientes: Examinar y adoptar la legislación europea. En virtud del procedimiento de codecisión, el Parlamento comparte este poder por igual con el Consejo de Ministros. Aprobar el presupuesto de la UE. Efectuar un control democrático de las otras instituciones de la UE, creando en su caso comités de investigación. Dar el visto bueno a acuerdos internacionales importantes tales como la adhesión de nuevos Estados miembros de la UE o acuerdos de asociación y comercio entre la UE y otros países. El PE ha creado el premio Sakharov, que se concede anualmente a particulares o grupos que hayan defendido la causa de los derechos humanos en cualquier lugar del mundo. Al igual que los Parlamentos nacionales, el PE tiene comisiones parlamentarias que tratan cuestiones concretas (asuntos exteriores, presupuesto, medio ambiente etc.). A través de una de estas, la Comisión de Peticiones, los ciudadanos europeos pueden presentar peticiones directamente al Parlamento Europeo. El Parlamento elige al Defensor del Pueblo europeo, que investiga las denuncias de los ciudadanos sobre la mala gestión en la UE. Pat Cox es el Presidente del Parlamento El Consejo de la Unión Europea: La voz de los Estados miembros El Consejo de la Unión Europea, antes llamado Consejo de Ministros, es el principal órgano legislativo y de toma de decisiones en la UE. Reúne a los representantes de todos los Gobiernos de los Estados miembros, que se eligen en cada país. Es el foro en el que los representantes de los Gobiernos pueden exponer sus intereses y alcanzar compromisos. El Consejo se reúne regularmente en grupos de trabajo, o a nivel de embajadores o de ministros o, cuando se deciden las principales directrices políticas, a nivel de Presidentes y primeros ministros, es decir, como Consejo Europeo. El Consejo, junto con el Parlamento Europeo, fija las normas para todas las actividades de la Comunidad Europea (CE), lo que constituye el primer "pilar" de la UE. Este primer pilar abarca el mercado único y la mayoría de las políticas comunes de la UE, y garantiza la libre circulación de mercancías, personas, servicios y capitales. Además, el Consejo es el principal responsable del segundo y tercer "pilares", es decir, la cooperación intergubernamental en materia de política exterior y de seguridad común y en materia de justicia e interior. Esto significa, por ejemplo, que los Gobiernos trabajan juntos en la UE para luchar contra el terrorismo y el tráfico de droga. Están aunando sus fuerzas para manifestarse con una sola voz en cuestiones de política exterior, asistidos por el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común. Javier Solana es el rostro de la diplomacia de la UE, como Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común. La Comisión Europea: El motor de la Unión La Comisión Europea realiza gran parte del trabajo cotidiano de la Unión Europea. La Comisión elabora propuestas para las nuevas leyes europeas, que presenta al Parlamento Europeo y al Consejo. La Comisión garantiza que las decisiones de la UE se apliquen correctamente y supervisa la manera en que se utilizan los fondos de la UE. También vigila por que se respeten los tratados europeos y el Derecho comunitario. La Comisión Europea está compuesta por 20 mujeres y hombres (número que aumentará en 2004), asistidos por unos 24.000 funcionarios. El Presidente es elegido por los Gobiernos de los Estados miembros de la UE y debe ser aprobado por el Parlamento Europeo. Los demás miembros son nombrados por los gobiernos de los Estados miembros en consulta con el Presidente entrante y también deben ser aceptados por el Parlamento. La Comisión se nombra por un periodo de cinco años, pero puede ser destituida por el Parlamento. La Comisión actúa independientemente de los Gobiernos de los Estados miembros. La mayoría de su personal, pero no todo, trabaja en Bruselas, Bélgica. Romano Prodi dirige el ejecutivo de la UE como Presidente de la Comisión Europea. Tribunal de Justicia: Defensa del Derecho Cuando se adoptan normas comunes en la UE, es vital que se cumplan en la práctica, y que se comprendan de la misma manera en todas partes. Esto es lo que garantiza el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. El Tribunal resuelve conflictos sobre la interpretación de los tratados y la legislación de la UE. Si los tribunales nacionales dudan sobre cómo aplicar normas de la UE, acuden al Tribunal de Justicia. Los particulares también pueden demandar a las instituciones de la UE ante el Tribunal. El Tribunal está compuesto por un juez independiente de cada país de la UE y tiene su sede en Luxemburgo. Tribunal de Cuentas Europeo: El valor de nuestro dinero Los fondos de que dispone la UE deben utilizarse de forma legal, económica y para el propósito previsto. El Tribunal de Cuentas, una institución independiente de la UE con sede en Luxemburgo, es el organismo que vigila cómo se gastan los fondos de la UE. En efecto, estos auditores ayudan a los contribuyentes europeos a obtener un mayor rendimiento del dinero que se destina a la UE. El Banco Central Europeo: Dinero estable para Europa El Banco Central Europeo es el responsable de la moneda única, el euro. El Banco gestiona independientemente la política monetaria europea, decidiendo, por ejemplo, cuáles deben ser los tipos de interés. El objetivo principal del banco es garantizar la estabilidad de los precios, de modo que la economía europea no se vea perjudicada por la inflación. Pero la política monetaria también apoya otros objetivos políticos decididos en la UE. El Banco Central Europeo tiene su sede en Frankfurt, Alemania. Su gestión corre a cargo de un Presidente y un consejo de dirección, en estrecha colaboración con los bancos centrales nacionales de los países de la UE. Banco Europeo de Inversiones: Inversión en el futuro a largo plazo El Banco presta dinero para proyectos de inversión de interés europeo, en especial proyectos que benefician a regiones menos favorecidas. Por ejemplo, financia enlaces ferroviarios, autopistas, aeropuertos, proyectos medioambientales, y (a través de bancos asociados) inversiones de pequeñas empresas (PYME) que contribuyen a la creación de puestos de trabajo y al crecimiento. Los préstamos también apoyan el proceso de ampliación de la Unión y su política de ayuda al desarrollo. El Banco tiene su sede en Luxemburgo y obtiene sus fondos en los mercados de capitales. Al ser una organización sin fin de lucro, puede realizar préstamos en condiciones favorables. El Comité Económico y Social: Participación de los interlocutores sociales Desde los patronos a los sindicatos y desde los consumidores a los ecologistas, los 222 miembros (número que aumentará en 2004) del Comité Económico y Social Europeo representan a los principales grupos de interés de la UE. El Comité es un organismo consultivo que da su opinión sobre aspectos importantes de las nuevas iniciativas de la UE. Esto forma parte de la tradición europea común de implicar a la sociedad civil en la vida política. El Comité de las Regiones: La perspectiva local Muchas decisiones tomadas en la UE tienen repercusiones directas en los niveles local y regional. A través del Comité de las Regiones, se consulta a las autoridades locales y regionales antes de que la UE adopte decisiones en ámbitos tales como la educación, la salud, el empleo o el transporte. Los 222 miembros del Comité (número que aumentará en 2004) suelen ser autoridades regionales o alcaldes de ciudades Las instituciones de la UE En el proceso decisorio de la UE en general, y en el procedimiento de codecisión en particular intervienen tres instituciones principales: En el Parlamento Europeo, que representa a los ciudadanos de la UE y es elegido directamente por ellos; El Consejo de la Unión Europea, que representa a los Estados miembros individuales; La Comisión Europea, que defiende los intereses de la Unión en conjunto. Este "triángulo institucional" decide las políticas y leyes (directivas, reglamentos y decisiones) que se aplican en la UE. En principio la Comisión propone las nuevas leyes de la Unión pero son el Parlamento y el Consejo los que las adoptan. Otras dos instituciones desempeñan un papel vital: el Tribunal de Justicia vela por el cumplimiento de la legislación europea y el Tribunal de Cuentas controla la financiación de las actividades de la Unión. Las normas y procedimientos que las instituciones deben seguir se establecen en los tratados, negociados por los primeros ministros y presidentes de los Estados miembros y ratificados por sus parlamentos. Son los tratados los que crean las instituciones y en los que se basan todas las actividades de la UE. Además, otros organismos se ocupan de ámbitos especializados: El Defensor del Pueblo Europeo El Defensor del Pueblo Europeo defiende a los ciudadanos y empresas de la UE frente a la mala gestión. Organismos financieros El Banco Central Europeo es responsable de la política monetaria europea; El Banco Europeo de Inversiones financia proyectos de inversión de la UE; El Fondo Europeo de Inversiones facilita garantías y fondos de capital de riesgo con el fin de ayudar a las pequeñas y medianas empresas (PYME). Organismos consultivos El Comité Económico y Social representa a organizaciones sociales e industria; El Comité de las Regiones representa a las autoridades regionales y locales. Organismos interinstitucionales La Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas publica, imprime y distribuye información sobre la UE y sus actividades; La Oficina de Selección de Personal de las Comunidades Europeas contrata al personal de las instituciones de la UE y otros organismos. Organismos descentralizados Se han creado 15 agencias especializadas ("agencias comunitarias") para ocuparse de tareas específicas de tipo técnico, científico o de gestión dentro del ámbito comunitario ("primer pilar" de la Unión Europea); El Instituto Europeo de Estudios de Seguridad y el Centro de Satélites de la Unión Europea se ocupan de tareas específicas relativas a la Política Exterior y de Seguridad Común ("segundo pilar" de la UE); Europol y Eurojust colaboran para coordinar la cooperación policial y judicial en asuntos penales ("tercer pilar" de la UE).