Doble Ciudadanía y Acumulación de Nacionalidades

La doble nacionalidad o acumulación de nacionalidades resulta del hecho que cada Estado fija de manera soberana y unilateral las condiciones de otorgar su nacionalidad.
La plurinacionalidad puede existir desde el nacimiento, por ejemplo, en caso que el padre y la madre sean de nacionalidades diferentes, o por la aplicación combinada de reglas de derecho de suelo (jus solis) y derecho de sangre ( jus sanguinis).
También se puede producir después del nacimiento: por un evento que modifica la nacionalidad del interesado (adopción por ejemplo) o de un cambio voluntario de nacionalidad, en caso que el Estado que acuerde la nueva nacionalidad no exija el abandono de la nacionalidad de origen.
Existen convenciones bilaterales y multilaterales destinadas a evitar los casos de acumulación de nacionalidad.
La convención del Consejo de Europa de 1963, es para los países europeos, la convención más importante.
A pesar de esta convención, la acumulación de nacionalidades es tratada diferentemente por los derechos nacionales.
Esta convención tiene por objetivo no solamente el de limitar los casos de acumulación de nacionalidad
Si no igualmente de resolverle problema de servicio nacional para los plurinacionales.
Los individuos que posean la nacionalidad de varias partes contratantes, de la Convención de Europa. , 1963, tienen que cumplir sus obligaciones militares solamente en una de estas partes.

1) EN ESPAñA, ITALIA, PORTUGAL, UK, LA ADOPCIóN DE UN NACIONALPOR UN EXTRANJERO CONSTITUYE UNA CAUSA POTENCIAL DE ACUMULACIóN DE NACIONALIDADES.
En Alemania, Bélgica, Holanda y en Suiza, la adopción por un extranjero no puede crear la acumulación de nacionalidades, dado que el adoptado pierde su nacionalidad de origen, si la adopción le otorga la del adoptante.
En todos los casos estudiados, la adopción de un menor extranjero puede llevar a la acumulación de nacionalidades.
La adopción es causa de acumulación de nacionalidad a condición que la legislación del país del adoptado
No prevea la perdida de nacionalidad original, en caso de adopción por un extranjero.

2) LA ADQUISICIóN VOLUNTARIA DE UNA NACIONALIDAD EXTRANJERA POR UN NACIONAL PUEDE SER LA CAUSA DE ACUMULO DE NACIONALIDADES EN ITALIA, PORTUGAL, UK, SUIZA Y EN MENOR MEDIDA EN ESPAñA.
En estos cuatro países mencionados, la adquisición voluntaria de una nacionalidad extranjera por un nacional, no supone la renuncia a la nacionalidad de origen. (Portugal 1981, Italia 1992.)
En España esta regla se aplica a los ciudadanos de países con los cuales existe un tratado de doble nacionalidad, como lo prevé el Art. 11-3 de la Constitución. La acumulación de nacionalidades concierne los ciudadanos de países de América latina, Filipinas, Andorra, Guinea Ecuatorial y Portugal.
En Alemania, Bélgica y en Holanda, la adquisición de una nacionalidad extranjera se acompaña de la perdida de la nacionalidad de origen.
En Alemania esta perdida se produce si el interesado no reside de manera permanente en el territorio de la Republica Federal Alemana.

3) EN TODOS LOS PAISES SALVO ALEMANIA Y EL PAIS BAJO, LA ADQUISICIóN VOLUNTARIA DE LA NACIONALIDAD POR EXTRANJEROS PUEDE SER CAUSA DE DOBLE NACIONALIDAD
Los extranjeros que desean adquirir la nacionalidad belga, italiana, británica o suiza no necesitan renunciar a la suya. Para España, esta posibilidad esta abierta solamente a los ciudadanos de países con los cuales se firmo el tratado de doble nacionalidad.
La adquisición de la nacionalidad alemana esta, salvo casos particulares, subordinada al abandono de la nacionalidad anterior. En Holanda todo extranjero que quiere adquirir la nacionalidad holandesa debe renunciar a su nacionalidad de origen. Una excepción esta prevista para los extranjeros de menos de 25 años nacidos en holanda que residen desde su nacimiento.
4) EL MATRIMONIO TIENE LOS MISMOS EFECTOS QUE LA ADQUISICIóN VOLUNTARIA DE LA NACIONALIDAD POR EXTRANJEROS
El matrimonio permite solamente de obtener la naturalización en condiciones simplificadas.
La conservación de la nacionalidad de origen es posible cuando se adquiere otra nacionalidad por matrimonio.

5)SOLAMENTE LA LEGISLACIóN ESPAñOLA Y HOLANDESA PREVEEN LA PERDIDA DE UNA DE LAS NACIONALIDADES EN CASO DE ACUMULACION
Los españoles que tienen una segunda nacionalidad desde su infancia pierden automáticamente a la edad de la mayoría de edad o de la emancipación, la nacionalidad española, si utilizan exclusivamente la otra nacionalidad, salvo para los ciudadanos de países con los cuales existe el tratado de doble ciudadanía De la misma manera los Holandeses que han residido después de la mayoría de edad, de manera no interrumpida durante 10 años en el país donde han nacido y donde tienen también la nacionalidad, pierden automáticamente la nacionalidad holandesa si su residencia en el extranjero no esta justificada por razones profesionales.